Mi Experiencia: Preparándome para Ayunar

Ayunar es parte fundamental de la vida cristiana y como todo, requiere preparación. Esta es mi experiencia en un periodo de ayuno y cómo me preparé para tener un mejor enfoque.


Todo cristiano debe de ayunar. La Palabra de Dios dice en Mateo 6:16; Cuando ayunéis… No dice Si ayunas, dice Cuando ayunéis. Entonces estamos llamados a ayunar, pero muchos no tienen la menor idea de cómo empezar. Te invito a que tomes ideas de mi experiencia y puedas tener un mejor acercamiento sobre este tema del ayuno.


Aunque ya había escuchado sobre el ayuno y en muchas ocasiones participé de ayunos congregacionales (en muchas ocasiones se le llama a la iglesia congregación; un ayuno congregacional es aquel donde toda la iglesia esta llamada a ayunar por un propósito en específico que el pastor o líder que hace el llamado debe indicar), tenía dificultades cuando decidía hacer uno por mi propia cuenta, que por consiguiente no hacía mucho. La razón, tenía lagunas… bueno mas bien eran mares de dudas sobre el ayuno, ¿y cómo se puede alcanzar una meta si no se conoce cuál es?

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.[…] Oseas 4:6

Aprovecho y hago una pausa aquí; si te identificas conmigo en este tema del ayuno, entonces te invito a que estudiemos juntos las bases del ayuno. Qué es y cuál es su propósito. Haz click sobre el enlace para comenzar.


Había tomado estudios bíblicos sobre el ayuno, pero no había bajado a mi espíritu o tal vez no era de mi interés al momento(porque cuando uno vive para sí las cosas del Reino pasan al segundo plano). ¡Gloria a Dios ahora vivo para él! En estos días me tope con un entrenamiento ministerialdonde una de sus clases tocaban el tema del ayuno. Fue refrescante, en buen inglés, eye opening. Dios me estaba enseñando a través de mis hermanos en la fe lo que significaba el ayuno y la importancia de ello; el Espíritu me estaba llamando a ayunar. Acepté el reto.


El enfoque

Primeramente establecí cuál era el enfoque de mi ayuno. El Señor dijo a su pueblo a través del profeta Isaías;


¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores. Isaías 58:3

a versión NTV dice [… Es porque ayunan para complacerse a sí mismos…], yo no quería (ni quiero) complacerme a mi misma, quiero complacer a Dios. Jesús dijo a sus discípulos;


Y esta es la vida eterna; que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

Quiero conocer más del Señor. Así que hice ese mi enfoque, mi meta, mi propósito por el cual iba a ayunar; lo escribí en mi agenda para que conste. Adicional escribí una lista de reglas sobre el ayuno que sería el segundo paso que seguí.


Las reglas

Existen varios ayunos de los cuales hablo a más profundidad en Hablemos sobre el Ayuno. Para comenzar decidí hacer un ayuno menos extremo, por el espacio de una semana haría un ayuno intermitente mezclado con el ayuno parecido al de Daniel.


Para efectos de éste escrito no quiero entrar en detalles de qué es un ayuno intermitente, por lo tanto le dejo un enlace donde se explica de forma detallada lo que es y cómo hacer un ayuno intermitente. Les comunico que el video explica desde un punto de vista médico y en ninguna forma es de aspecto religioso, aun así entiendo que es de beneficio a todo aquel que desee comenzar un ayuno intermitente.


Como dije al inicio, es MI EXPERIENCIA ayunando. Esto no es una lista estricta de lo que cada cristiano debe ayunar, estos son los alimentos y cosas que a MI me gustan y que decidí no ingerir ni hacer porque aunque no son pecado, para MI son un sacrificio dejar porque me gusta. Haciendo esto quiero dejar saber a Dios (como si él no lo supiera ya) que lo amo más a él que todo las cosas buenas que tengo aquí y que anhelo más su presencia que todo lo que el mundo me puede dar. Quiero demostrárselo. Dicho eso, esta es la lista de cosas que decidí NO COMER en mi ventana (los horarios en que puedo comer) de alimentación:


  • Café (el primero en mi lista, de ahora en adelante)

  • Harina (pan, cremas, cereales, etc.)

  • Carnes, aves y mariscos

  • Todo tipo de dulce (incluyendo la miel y otros endulzantes)

  • Huevo

  • Lacteos (quesos, yogurt, etc.)

  • Cosas fritas

  • Jugos y té (sólo tomaré agua)


A continuación una lista de las COSAS que decidí no hacer y reemplazar ese tiempo para dedicarlo al Señor:

  • Mi tiempo (creo que es lo más dificil en general para muchos)

  • Redes sociales (sólo entraré por motivo de trabajo, pues mi profesión así lo requiere)

  • Juegos en el celular

  • Hablar negativo (lenguaje que cada día debe ser renovado por la Palabra [Romanos 12:1-2])


Tomando acción

Lo tercero que hice después de escribir MI lista fue dejar de tomar café. Entiendo que esto es bien importante si usted consume a diario cosas con cafeína, azúcar, refrescos y todo aquello que haya creado algún tipo de vicio en ti. Si, leíste bien, vicio. Cómo sabes si eres adicto a algún alimento, fácil, si dejas de consumirlo por un día y tienes efectos secundarios, usualmente no son buenos. ACLARO QUE ESTE ES MI PENSAR Y NO ES UN DIAGNOSTICO MÉDICO NI NADA POR EL ESTILO. En mi experiencia, yo sé que el día que no tome café tendría dolor de cabeza. Así que rompí con ese vicio días antes de comenzar el ayuno. ¡Gloria a Dios, él me hizo libre de toda atadura! A mi entender, no es bueno que nosotros como cristianos estemos atados a ningún tipo de vicio, ya sea comida, dulce, medicamento (usados como placebos), redes sociales, entretenimiento y nada por el estilo.


Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Gálatas 5:13

Grupo de apoyo

Como último paso, hice un grupo de apoyo, esto lo aprendí en la mentoría ministerial que estaba tomando. Le pregunté al Señor a quienes debería incluir en ese grupo y él puso en mi corazón los nombres. Me comunique con ellos y les pedí que me apoyaran en oración en el ayuno que iba a hacer. Les mencioné cuanto tiempo duraba y cuál era el propósito del ayuno para que su oración fuera más eficaz. La pregunta puede que aparezca en tu cabeza, ¿no que nadie se puede enterar que ayunas? Jesús dijo que no ayunemos para ser vistos por los demás, como quien dice, “mira que espiritual es...”, porque ellos buscaban gloria de hombre (Mateo 6:16-18). En mi caso me es necesario dejar saber a mi esposo que voy a hacer un ayuno y darle todos los detalles del mismo pues es quien Dios puso a mi lado para ser de ayuda. Si eres casado(a), deberías contar a tu pareja lo que planificas hacer pues son una sola carne; pero eso es harina de otro costal.


Si deseas hacer un ayuno, te animo a que hables con el Señor para que te dirija y que hagas los preparativos necesarios. Tu sabes cuales son tus gustos, pero también dejate dirigir por el Espíritu si él quiere que ayunes algo en específico. Escribe las reglas de tu ayuno, dile al Señor que te revele cual será tu grupo de apoyo o compañeros de oración como dice el Pastor Jorge Ortiz. Y recuerda…


Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13
16 views0 comments

Recent Posts

See All